El método Tomatís es una terapia dirigida principalmente a ayudar a los niños a solucionar problemas de procesamiento auditivo, dislexia, dificultades de aprendizaje, déficit de atención, bloqueo emocional, dificultades psicomotrices, dificultades de integración sensorial, dificultades de maduración, dificultades de relación, etc. mientras que a los adultos les ayuda, además, a mejorar sus habilidades de comunicación, aprender lenguas extranjeras con mayor facilidad, mejorar el rendimiento laboral, preparación de exámenes u oposiciones, aumentar la motivación, la autoestima y la energía, a reducir el estrés y estados depresivos, etc. Estando especialmente recomendado durante el embarazo en la mujer ya que facilita la capacidad de elaboración psíquica de los procesos propios del embarazo, la relajación de la musculatura uterina aumentando el bienestar del bebé, aumenta la capacidad de conexión con el bebé y facilita el trabajo de parto.

EN QUÉ CONSISTE

El método Tomatis se basa en una estimulación auditiva a través de la que se consigue una mejora en la escucha, el lenguaje y el aprendizaje, y un bienestar emocional y físico, siendo aplicable a niños y adultos.

Esta estimulación se realiza a través de  diferentes frecuencias y  procesos  filtrado de los sonidos,  aportando informaciones madurativas  desde momentos  muy  tempranos, con el objetivo de  liberar tensiones y ofrecer   de  nuevo informaciones que, por distintas  causas, pudieron verse obstaculizadas durante el desarrollo.

El oído es el primero de los órgano humanos que se forma en el periodo desarrollo intrauterino y cualquier estimulación auditiva puede llegar a cualquier parte del cuerpo, ya sea por vía aérea o vía ósea.

Su objetivo es poder estimular y regular las funciones que representa el oído: escucha, equilibrio y energía. Para ello se utiliza el oído electrónico-auricular (una especie de auriculares) a través de los que se envían al oído sonidos mediante música de Mozart, cantos gregorianos, fragmentos con la voz de la madre, fragmentos con la propia voz, canciones infantiles, etc, en la mayoría de los casos de una manera filtrada que permite combinar los tonos graves y los agudos y estimular las funciones del oído.

FUNCIONAMIENTO

A través de la técnica se va re-educando el oído hasta lograr una función de escucha óptima, permitiendo a la persona estimular el potencial que pudo quedar bloqueado en algún momento de su desarrollo.

A través del sonido, podemos actuar directamente sobre el cerebro, la mente y sobre las emociones. Este método sirve para tratar diferentes dificultades, centrándose en primer lugar, en una mejora en la escucha y  la comunicación y, en segundo lugar, en la capacidad de interrelación con el entorno.

TRATAMIENTO

Ciñéndonos al ámbito psicológico y educativo distinguiremos dos niveles de actuación: el que corresponde al diagnostico o detección de alteraciones y su repercusión y el terapéutico o propuesta de intervención.

En primer lugar, cuando acude una persona a la consulta realizamos el diagnostico mediante un test audiopsicofonológico llamado “test de escucha”. Se lleva a cabo mediante un equipo especial, un audiómetro

 modificado para testar aquellas funciones del oído que a nosotros nos interesa. El objetivo no es medir cuánto oye o no oye la persona, lo que pretendemos con el diagnostico es determinar la capacidad de escucha y de las demás funciones que  acompañan la audición.

En función de los resultados del test de escucha se realizan las sesiones   de escucha de  sonidos  que son modificados por el oído electrónico: Unos cascos especiales hacen que la información llegue tanto por  vía aérea (auriculares) como ósea (vibrador) realizándose la correspondiente estimulación neurosensorial.

El tratamiento completo puede realizase en 30 horas adaptado a las necesidades que el test de escucha individualizado haya manifestado. Los mejores resultados se obtienen realizando un mínimo de hora y media al día dos veces por semana. También pueden realizarse las sesiones de forma intensiva para agruparlo en pocos días, en caso de ser necesario.

Una vez realizadas las primeras 15 horas se realiza un test de valoración que nos permite conocer los cambios producidos y, si fuera necesario, reorientar las sesiones para obtener la máxima eficacia.

Finalizado el bloque de 30 horas se repite el test de escucha, lo que nos permite valorar los resultados del tratamiento.

Sólo en casos excepcionales puede ser recomendable un segundo bloque de sesiones de 15 horas de duración, en función de los resultados del test final de valoración.

PRECIO

El precio del test inicial de valoración es de 60 euros, en el que se incluye la realización del test y explicación de los resultados, la realización de test proyectivos de valoración y la entrevista y realización de la historia del paciente.

Los otros dos test, el que se realiza a la mitad del tratamiento y el de valoración final tienen un precio de 40 euros cada uno de ellos.

El precio de las sesiones es de 22 euros la hora de tratamiento.

CONDICIONES DEL SERVICIO

La realización del test de escucha inicial de valoración no compromete al paciente a realizar el tratamiento, pudiendo éste decidir si continua o no con las sesiones.

Las sesiones se programarán de forma conjunta entre el usuario y el centro, facilitándose lo más posible la disponibilidad del usuario.

En el caso de familias con dos hijos que deseen realizarlo a ambos, por el primer niño se abonaría el total del precio del servicio, por el segundo el 50% y recomendamos que la madre también realice el tratamiento junto a su hijo, siendo gratuito para ella.

En todos los casos de trabajos con niños valoramos la conveniencia de que la madre lo realice conjuntamente. En estos casos la madre realiza las sesiones de forma gratuita.

 

 

Profesional de referencia del servicio: Tairé Paredes Álvarez.

Acompañantes: Estela Franco Rodríguez y Laura Sánchez Villar